¿De dónde vienen los Christmas?

  

En 2012 se cumplieron, según me cuentan, 20 años del envío del primer SMS.

 

A partir de ahí y,  en sólo un par de años, hemos vivido, casi sin darnos cuenta, un boom indescriptible de todo lo relacionado con la mensajería instantánea y este boom, como suele ser el caso, ha tenido, cómo no, claras influencias en el lenguaje cotidiano.

Además de muchos otros, conceptos y términos como WhatsApp, Twitter, Tuenti, Joyn o Line han pasado a ser el pan nuestro de cada día en una sociedad que, sin ir más lejos y sólo en España, envío más de 35 millones de mensajes para felicitar las pasadas Navidades.
 
¿De dónde vienen los Christmas?
 

El lenguaje y, por lógica el ser humano que es quien lo utiliza, se rige por un principio de economía. Se busca la inmediatez y las nuevas tecnologías la posibilitan. Todo es rápido y ágil y consecuentemente esta rapidez hace que, con toda lógica, las fórmulas más tradicionales se resientan y…en estas fechas Navideñas, y aunque claramente en desuso, ¿que ha habido más tradicional que las tarjetas de felicitación (los Christmas de toda la vida)?

El primer Christmas fue, aparentemente, consecuencia directa de la pereza  de un tal Sir Henry Cole que tenía, según, bastante correspondencia atrasada, optó, por quitársela de encima encargándole a un amigo pintor (John Calcott Horsley) que le dibujara una escena navideña. La idea era enviarla a amigos y familiares incluyendo un breve mensaje de paz y felicidad.

A Merry Christmas and a Happy New Year to You

La escena se llevó a imprenta y se hicieron 1000 copias. Las que Cole no utilizó se vendieron a un chelín cada una.

Aunque parece ser que existen varias teorías sobre qué pintó exactamente Horsley, la más extendida habla de que se trató de una familia brindando por sus amigos ausentes. Como nada, ¡¡ni siquiera en Navidad!!, es perfecto, se cuenta que muchos puritanos criticaron la escena porque, según decían, incitaba a la bebida…

Posteriormente, en torno a 1862 se empezaron a imprimir Christmas en serie y unos años más tarde, en 1983, la mismísima Reina Victoria se unió a la moda y encargó la impresión de 1000 tarjetas. Entre ese día y hoy, millones y millones de personas han empleado el Christmas para transmitir deseos de amor, paz y felicidad.

¡!!Feliz Navidad a todos!!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *